Gestión sanitaria orientada a procesos

En la actualidad, muchos procesos de la sanidad son manuales y están diseñados a nivel funcional o de instalaciones. Es más, a menudo han evolucionado a lo largo del tiempo con muchas adiciones, pero incluyen ineficiencias en el flujo de trabajo, los costes y la calidad. Estos procesos deben diseñarse o rediseñarse, automatizarse de forma correcta, analizarse y gestionarse de forma activa para mejorar la eficiencia y evitar errores.

Alberto Sanz

Experto en gestión orientada a procesos, Equipo HSS

Ventajas de un sistema de gestión sanitaria orientada a procesos

Servicios inteligentes

Optimización de los servicios mediante el incremento de la calidad de atención a los usuarios, mientras que los profesionales trabajan de manera más rápida, móvil y eficiente.

Cuidado personalizado

Permite determinar el tratamiento y cuidado óptimo de cada paciente basado en el análisis de la historia del paciente, factores de riesgo, el comportamiento y el seguimiento continuo.

Utilizable en Modelos Colaborativos

Integrar proveedores, investigación, personal asistencial y pagadores bajo un esquema colaborativo, innovador y eficiente.

Pacientes empoderados

Informar, conectar y establecer los pacientes como fuente confiable de información de salud para la participación activa en la gestión de su salud personal y bienestar.

%

Aumento en la satisfacción del cliente

%

Incremento de las visital del médico

%

Aumento del cumplimiento de contratos con proveedores

%

Disminución del volumen de papel utilizado

Descubre todas las ventajas de la orientación a procesos en la gestión sanitaria

9 + 15 =

About The Author

hss